7 de julio de 2017

Este es todo el azúcar que se esconde en los alimentos para niños

Tomado de: www.vitonica.com

La alimentación de los más peques de la casa es un tema de preocupación para muchas familias, por eso, los alimentos infantiles deberían ser los más cuidados en cuanto a calidad nutricional. Sin embargo, es lamentable saber que sucede todo lo contrario según se ha demostrado en un estudio canadiense. Este es todo el azúcar que se esconde en los alimentos para niños:
 
Potitos, papillas, leches y yogures para bebés

A partir de los cuatro meses muchos bebés comienzan a consumir otros alimentos diferentes de la leche materna, así incluyen en su dieta fórmulas lácteas, yogures para bebés, cereales y otro tipo de papillas, así como potitos a base de diversos ingredientes.

Estos alimentos suelen tener semejante aporte energético que la leche materna pero como se ha observado en Reino Unido, pueden tener una elevada proporción de azúcar.

Por cada 100 gramos, algunos potitos pueden tener hasta 13 gramos de azúcar y una papilla puede superar fácilmente los 20 gramos.

Por su parte, algunas fórmulas lácteas pueden llevar muchos azúcares añadidos que son los que intentamos reducir pues el azúcar de la leche (lactosa) no es el problema. Sobre todo las fórmulas lácteas listas para consumir pueden tener hasta 17 gramos de azúcar por cada 240 ml.

Los yogures para bebés tampoco son opciones recomendables según ha señalado la OCU tras analizar opciones como Mi primer Danone o Nestlé bebé y encontrar en ambos azúcares añadidos, pudiendo superar en la primer opción los 8 gramos de azúcar por vasito.

Zumos de frutas, batidos y otras bebidas infantiles

Los zumos comerciales y néctares, los batidos listos para beber y otras bebidas infantiles pueden ser una gran fuente de azúcar en la dieta de los mismos, así como también los refrescos y bebidas deportivas que muchas veces se emplean erróneamente en la población infantil.

Este tipo de bebidas pueden tener hasta 15 gramos de azúcar por cada envase de 200 ml y aunque también son opciones consumidas por los adultos, su envase es buen indicativo del público destino ya que suelen presentar dibujos o colores varios atractivos para los niños.

Lo mejor en estos casos es acudir a zumos naturales pero sin abusar de los mismos, ya que siempre es mejor alternativa la fruta fresca y quizá, los primeros están sobrevalorados en la alimentación infantil cuando deberían ser consumidos con moderación.

Cereales infantiles, chocolates y más

Según una revisión realizada en Europa, la principal fuente de azúcar en los niños son los alimentos dulces tales como la bollería, las galletas, cereales, mermeladas, azúcar, chocolates y chucherías varias.

Estos alimentos pueden tener desde un 15% de azúcar hasta un 100% en el caso del azúcar de mesa y algunas chucherías.

Los cereales de desayuno son un ejemplo clásico del que solemos abusar, así como las galletas que son alimentos considerados "más sanos" que los chocolates y las chucherías pero que igualmente pueden aportar hasta hasta 10 gramos de azúcar por ración en el caso de los Choco Krispies por ejemplo.

Un chocolate con leche por su parte puede ofrecer alrededor de 12 gramos de azúcar por ración de 25 gramos y una galleta puede rondar los 4-5 gramos de azúcar por unidad dependiendo de la versión y marca comercial.

Las galletas María que siempre son la opción escogida para los niños, rondan el gramo de azúcar por unidad, por lo que en realidad, tampoco son la alternativa más recomendable.

Recordemos que la OMS recomienda un máximo de 10% de las calorías diarias en forma de azúcares añadidos, lo cual se traduce en un máximo de 15 gramos de azúcar diarios en niños pequeños y de 20 gramos en niños mayores de 5 años.

Estas cantidades son fácilmente superables si pensamos en la gran cantidad de azúcar que esconden los alimentos para niños como los antes dichos.

No hay comentarios: