7 de julio de 2017

Suena demasiado bueno para ser cierto? Desconfíe!

Por: Lic. Diana Mora Ramírez

Actualmente vemos casi a diario anuncios de métodos o productos para perder peso. "Pierda X kilos en determinado tiempo", "pierda peso sin hacer dieta ni ejercicio", "olvídese de los rollitos sin hacer esfuerzo"....suena conocido verdad? Qué tan cierto es todo eso?

Muchos métodos efectivamente pueden hacerle perder peso, pero no por eso son opciones adecuadas para su salud. Puede tener deficiencias nutricionales si la dieta no es adecuada, puede tener efectos secundarios como estreñimiento, cansancio, dolores de cabeza, mal aliento, entre otros. Y por supuesto, en la mayoría de los casos viene acompañado del famoso efecto rebote. Que no es sólo que gane más peso del que había perdido, sino que si empieza a caer en un ciclo de bajar y subir, eventualmente todo su metabolismo se va a ver afectado y va a llegar a un punto en que ya esas dietas que ha hecho o esos productos que ha tomado, no le van a servir.

Por supuesto no podemos dejar de lado que usualmente estas "soluciones mágicas" vienen acompañadas también de un alto costo económico.

Debemos tomar conciencia de que si realmente existieran soluciones rápidas y efectivas para perder peso permanentemente, no tendríamos tantísimos casos de obesidad en el mundo como tenemos en estos tiempos. La única manera de obtener resultados que permanezcan (y además no poner en riesgo nuestra salud), es hacer cambios en nuestro estilo de vida y mantenerlos. 

Les cuento que como parte de mi experiencia laboral, en determinado momento tuve que trabajar en uno de esos centros para pérdida de peso en que se prometían resultados rápidos y se hacían declaraciones como las que les comenté al inicio. 

Y en ese tiempo pude ver cómo las personas realmente entraban creyendo que no iban a tener que seguir una dieta, y por supuesto enfrentar el disgusto y la decepción al decirles que no era así. También observé cómo terminaban su tratamiento tristes porque como no hicieron ejercicio pero sí bajaron mucho de peso, quedaron flácidos y con aspectos de su cuerpo que ya no les agradaban (y que en algunos casos bien hasta podría requerir cirugía estética). Pero lo que más me impresionó fue ver personas que pagaron una vez, terminaron su tratamiento, volvieron a ganar peso, y pagaron de nuevo para perder peso. Y algunos pagaron hasta 3 veces! Como profesional era hasta frustrante ver cómo se jugaba así con la gente y sus deseos de perder peso.

Las dietas de unos días o de unas semanas NO funcionan. Porque en el momento en que se vuelve a comer como antes, se vuelve también al peso de antes. De ahí que el cambio de hábitos sea fundamental para mantener los resultados. 

Tampoco podemos dejar de lado el ejercicio. Las dietas nos pueden hacer perder peso, pero no necesariamente se pierde grasa corporal. Y actualmente se sabe que es la grasa la que tiene implicaciones en nuestra salud, y no solo el peso. El ejercicio modifica nuestra composición corporal, nos ayuda a ganar o mantener la masa muscular y perder grasa, que es lo que debemos buscar realmente.

Por eso, cuando considere un método para perder peso investigue cómo funciona, si puede hacer ejercicio o no, de ser posible busque personas que lo hayan utilizado y vea cómo les ha ido meses después (no inmediatamente que han terminado), y sobre todo piense si es un método que usted va a poder mantener, porque como ya les mencioné, si es algo que sólo se hace por un tiempo va a ser difícil que los resultados se mantengan.

Simplemente piense que así como no se ha ganado el peso de la noche a la mañana, tampoco se va a perder de esa manera.

No hay comentarios: